El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, ha solicitado este miércoles la renuncia al ministro de Salud, Mauro Falconí, ante el caos en el proceso de vacunación contra la covid-19 registrado en la capital del país, y se ha encargado esa cartera al médico Camilo Salinas.

El propio Moreno comunicó en un mensaje de Twitter que había pedido a Falconí que renunciara tras los problemas registrados en la vacunación de ancianos en Quito.

Lea también: Masacre en el corregimiento de Mondomo: asesinaron a cuatro personas

“Nuestros adultos mayores merecen el máximo respeto. Lo sucedido el día de hoy no tiene justificación”, señaló el mandatario al comunicar su decisión sin dar más detalles.

Según denuncias de ciudadanos en redes sociales, muchos ancianos que hacían largas filas en las afueras de varias unidades de vacunación contra la covid-19, tuvieron que esperar horas para recibir sus dosis y muchos no fueron atendidos.

Lea también: Las muertes semanales por COVID-19 aumentan un 11 % en el mundo

“Será reemplazado por el doctor Camilo Salinas”, remarcó el presidente, que este miércoles recibió en el aeropuerto de Quito un primer lote con 300.000 vacunas de la farmacéutica china Sinovac.

Publicidad

También el secretario general de la Presidencia, Jorge Wated, se refirió al tema y dijo que el pedido de renuncia a Falconí es una medida dura a una situación similar.