Una gran tormenta política se posa sobre el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien fue acusado de cometer plagio en su tesis de doctorado por varios medios de comunicación y líderes de la oposición.

Sánchez se defendió y aseguró que lo dicho es completamente falso y para demostrarlo prometió hacer pública su investigación de 342 páginas a la que solo se puede acceder yendo a la biblioteca de la Universidad Camilo José Cela y acompañado por un vigilante.

El mandatario dijo: “Emprenderé acciones legales, en defensa de mi honor y dignidad, si no se rectifica lo publicado”.

La polémica llega justo después de la dimisión de la exministra Carmen Montón por presuntas irregularidades en la obtención de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, mismo título por el cual Cristina Cifuentes, una importante figura del partido del expresidente Mariano Rajoy tuvo que salir de la arena política.