Tras las acusaciones de que una de sus empresas recibió pagos de la constructora brasileña Odebrecht, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, pidió a las autoridades judiciales de su país que le levanten el secreto bancario.

“Pido el levantamiento de mi secreto bancario para que revisen todo lo que quieran y asumo todas las responsabilidades que se deriven de mis actos”, señaló Kuczynski en un mensaje televisado en el que estuvo acompañado por sus ministros en pleno.

Kuczynski también dijo que no se va “a dejar amedrentar” ante las advertencias de la oposición política en el Congreso, liderada por el fujimorismo, de que lo destituirá del cargo si no presenta su renuncia.

“Compatriotas no me voy a dejar amedrentar, soy un hombre honesto y así lo he sido toda mi vida, estoy dispuesto a defender la verdad ante la comisión Lava Jato (del Congreso), ante la Fiscalía”, enfatizó.

El gobernante aseguró que dará la cara y no esquivará ni se ocultará antes las acusaciones en su contra porque, según dijo, no tiene “ningún motivo para hacerlo”.

Las últimas horas han dado un vuelco a la atención que se le brinda en Perú al caso de corrupción Lava Jato, después de que la comisión del Congreso que investiga el caso revelara que una empresa de Kuczynski recibió pagos de Odebrecht.

Según esa información, la empresa Westfield Capital de Kuczynski cobró más de 782.000 dólares en consultorías entre 2004 y 2007, un periodo durante el cual el mandatario fue ministro de Economía y primer ministro del Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

El grupo investigador del Congreso también aseguró que Odebrecht indicó que entre 2005 y 2013 se hicieron pagos por asesorías a la empresa First Capital por más de 4 millones de dólares.

En su mensaje, Kuczynski afirmó que la información difundida es falsa y pidió a sus compatriotas que no se dejen confundir por un “tendencioso reporte”.

La permanencia de Kuczynski en la presidencia se ha puesto en entredicho en las últimas horas después de que la oposición política en el Congreso, que lidera el partido fujimorista Fuerza Popular, manifestara de manera casi unánime que debe renunciar, o será destituido, por sus presuntos vínculos con Odebrecht.

Redacción Internet – CM&