Un ambicioso proyecto tecnológico promete convertirse en la solución para acabar con la contaminación de plástico en el océano.

Después de cinco años de investigación, 273 modelos y seis prototipos, ya está lista para operar una enorme barrera de 600 metros de largo que tratará de recoger toneladas de plástico acumuladas en distintos puntos de los océanos.

El System 001, fabricado por Ocean Cleanup, utiliza una red impenetrable de tres metros de profundidad diseñada especialmente para recoger residuos y no afectar la vida marina.

Este proyecto tiene como objetivo limpiar hasta el 50 % de la isla de la basura en el océano Pacífico.