Un juez español decretó prisión provisional para un joven colombiano acusado de agredir a un enfermero que le recriminó que no llevara puesto el tapabocas en el metro de Madrid, España.

La Fiscalía había solicitado el ingreso en prisión del joven de 19 años al que imputa un delito de lesiones graves, aunque la calificación final queda a expensas de en qué medida la víctima pierde visión en el ojo que recibió la agresión, por la que fue operado en un hospital de la capital de España.

El Ministerio Público sustentó su petición en que el detenido se encuentra en situación irregular en España y en que pueda eludir la acción de la Justicia.

 

Le puede interesar: Espeluznante intento de secuestro de un niño a plena luz del día en Nueva York

 

El supuesto agresor tiene antecedentes por varios robos y hurtos al descuido, delitos contra el patrimonio y una reclamación judicial en las islas españolas de Baleares (Mediterráneo).

El juez determinó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza por un delito de lesiones agravadas, a la vez que citó para el próximo 8 de septiembre al agredido y a cinco testigos, según estas fuentes.

El joven fue detenido por la Policía española el pasado lunes en Madrid cuando se dirigía a su domicilio a recoger enseres personales para probablemente ocultarse en otro lugar, además se haberse cambiado el color del pelo y ocultar los aros de las orejas para evitar ser reconocido.

 

Vea también: Estas son las identidades de los vinculados al carro bomba en Cúcuta y del atentado al presidente Duque

 

La agresión se produjo el jueves de la pasada semana en el metro de Madrid cuando el enfermero supuestamente le instó a ponerse el tapabocas, que es obligatorio en el transporte público para evitar contagios de COVID-19.

En un vídeo que circula en redes sociales se aprecia cómo un hombre propina un fuerte golpe en la cara al enfermero con lo que parece un puño americano y le dice “ojalá te mueras” antes de abandonar el convoy.

 

Conozca más: La indemnización que recibirán las víctimas de derrumbe en Miami-Dade