Una vacuna contra la COVID-19 es urgente, pero no resolverá las causas que permitieron que el coronavirus se convirtiese en pandemia, en particular el déficit generalizado de inversión en los sistemas de sanidad, dijo hoy el más alto responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Una vacuna no resolverá la subinversión global en la salud pública y en sistemas sanitarios fuertes, ni la urgente necesidad de tener un enfoque único que incluya la salud humana, de los animales y del planeta», dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La OMS reanudó hoy su asamblea anual con la participación virtual de ministros y altos responsables nacionales de la sanidad de sus 194 países miembros.

Desde Ginebra, donde la Organización tiene sus cuarteles generales, Tedros señaló que «no hay vacuna para la pobreza, el hambre, el cambio climático o la desigualdad», problemáticas que necesitan ser abordadas sin olvidar la interrelación entre ellas y no aisladas unas de otras.

Tedros también abordó lo que consideró un aumento importante de las expectativas del mundo frente a la OMS y recursos financieros que no están a la altura.

Publicidad

La OMS lleva años diciendo que necesita contar con una financiación predecible y sostenible, lo que no es posible bajo el sistema con el que actualmente funciona.

El debate sobre la financiación de la OMS se aceleró tras la decisión de la Administración del presidente Donald Trump de recortar primero parcial y luego totalmente las contribuciones de su país, que ha sido históricamente su mayor donante.

El presidente electo estadounidense Joe Biden prometió que si vencía en las elecciones revertiría tal decisión.