El número de fallecidos durante las protestas de Ecuador se elevó este jueves a cuatro, tras los últimos informes de las organizaciones defensoras de derechos humanos y del ministro del Interior, Patricio Carrillo, quien calificó los decesos de “daños colaterales”.

“Existen cuatro personas que han perdido la vida en el contexto de las manifestaciones”, confirmó Carrillo durante una visita al Hospital de la Policía para visitar a una docena de agentes heridos durante los enfrentamientos que se suscitaron este mismo jueves en el centro de Quito.

Lea también: Corte Constitucional: Juan Pablo Bieri deberá retractar sus afirmaciones contra la FLIP

“Lamentamos todos los daños colaterales. La Policía nacional es una institución que protege derechos, no ataca, (pero) tiene que defender las libertades del resto también”, añadió.

El titular de la cartera del Interior deslindó cualquier responsabilidad de la Policía en el fallecimiento de estas cuatro personas.

En el primer caso, ocurrido el lunes, Carrillo recordó que se trataba de un joven que cayó por una quebrada de unos 100 metros de altura en la zona noreste de Quito, cuando, según los grupos de derechos humanos, un contingente policial lanzaba gases lacrimógenos para impedir que un grupo de indígenas ingresara a la capital.

Lea más: Álvaro Uribe acepta reunirse con el presidente electo Gustavo Petro

El martes también se registró una muerte en la sureña provincia andina de Azuay durante una manifestación disuelta por la Policía que, según el ministro, los primeros exámenes practicados apuntan a “una muerte natural por hipotermia y cirrosis”.