Violentas protestas preceden la instauración del nuevo periodo del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien inicia este sábado su segundo mandato.

Los manifestantes, que se han tomado las calles e incluso el congreso, denuncian fraude en las elecciones de noviembre, en las que Hernández ganó la reelección.

Los dirigentes del partido Alianza de Oposición contra la dictadura, que acusan al mandatario de instalar un “régimen militar” y llamaron a boicotear la ceremonia a la cual no asistirán dignatarios extranjeros.