Al grito de «todos los votos cuentan, cuenten todos los votos», cientos de personas se concentraron este miércoles en las escaleras de la Biblioteca de Nueva York para denunciar los intentos del presidente Donald Trump de frenar el escrutinio en dos estados clave.

Entre los leones que guardan las puertas del centenario edificio, organizaciones obreras, inmigrantes y políticas se dieron cita para mostrar su rechazo a la petición del equipo electoral de Trump de recontar los votos en el estado de Wisconsin y las amenazas de solicitar ante los tribunales la detención del escrutinio en Michigan y Pensilvania.

«Estoy aquí para unirme a otros neoyorquinos con el objetivo de garantizar que los resultados en estas elecciones están protegidos y espero que hoy también podamos celebrar una victoria y que el país vuelva a funcionar», dijo el organizador comunitario de la ONG Judíos para la Justicia Económica y Racial, Jehuda Webster.

Publicidad

En un ambiente festivo, junto a Webster y varios miembros de su organización, activistas de RefuseFascism (Rechaza el Fascismo) blandían carteles denunciando que el «Supremacismo blanco, la teocracia y el fascismo nunca están legitimados» y pidiendo la marcha del presidente y del vicepresidente Mike Pence.