El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó hoy poner las fuerzas de disuasión nuclear rusas en “régimen especial de servicio” tras las “declaraciones agresivas” de los principales países de la OTAN.

“Los más altos cargos de los principales países de la OTAN se permiten declaraciones agresivas en contra de nuestro país, por eso ordeno al ministro de Defensa y al jefe del Estado mayor poner las fuerzas de disuasión del Ejército ruso en régimen especial de servicio“, dijo.

Conozca más: Potencias occidentales acuerdan sacar a ciertos bancos rusos del sistema SWIFT

Las fuerzas de disuasión estratégica de Rusia la componen las fuerzas nucleares, incluidos los misiles intercontinentales, así como fuerzas no nucleares, y la defensa antimisiles, el sistema de alerta temprana y la defensa antiaérea.

El mandatario ruso dio estas instrucciones en una reunión con el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, y el jefe del Estado mayor de las Fuerzas Armadas, Valeri Guerásimov.

Lea más: La barbarie de la guerra: aterrador momento en que un tanque ruso aplasta carro con un civil adentro

Putin subrayó que Occidente da pasos inamistosos respecto a Rusia desde el punto de vista económico.

“Me refiero a las sanciones ilegítimas bien conocidas por todos”, agregó, en referencia al vendaval de sanciones occidentales impuestas a Rusia tras su invasión a Ucrania, que el Kremlin denomina “operación militar especial” de “desmilitarización del país vecino”.