El presidente ruso, Vladímir Putin, presidió el ensayo del nuevo misil hipersónico Avangard, capaz de superar el escudo antimisiles estadounidense.

«Rusia tiene un nuevo tipo de arma estratégica. En 2019 el nuevo sistema estratégico intercontinental Avangard entrará en servicio en las Fuerzas Armadas», anunció Putin.

El mandatario ruso acudió al Centro Nacional de Mando para supervisar el lanzamiento del Avangard, que recorrió unos 6000 kilómetros desde la región de los Urales hasta el polígono de tiro de Kura en la península de Kamchatka.

«El ensayo ha sido un completo éxito. Este es un acontecimiento importante. Somos los primeros en tener este tipo de arma estratégica», dijo.

Según sus creadores, el Avangard, compuesto por un cohete balístico intercontinental equipado con una o varias ojivas hipersónicas capaces de maniobrar antes de alcanzar su objetivo, puede burlar cualquiera de los sistemas antimisiles actualmente existentes en el mundo, incluido el estadounidense.

El Kremlin anunció que con esta prueba se terminan los ensayos de este armamento estratégico, que será suministrado en breve a las Fuerzas Armadas de este país.