La aparición en el Reino Unido de una nueva cepa del coronavirus, presentada como más contagiosa que las otras, generó una fuerte preocupación en Europa. Pero nada parece indicar que esta variante provoque formas más graves de la enfermedad o que sea resistente a las vacunas, subrayan los expertos.

¿Es normal que el virus mute?

Los virus, en tanto que seres vivos, están dotados de material genético (ADN o ARN), que puede estar sujeto a modificaciones cuando se replican (mutaciones) en las células en las que se propagan o por intercambios entre virus (recombinaciones).

En general, esto no suele acarrear consecuencias, pero las mutaciones también pueden darle al virus una ventaja o desventaja para su supervivencia.

«Existen seguramente miles de variantes», recordó Emma Hodcroft, epidemióloga en la Universidad de Berna.

«Lo más importante es intentar saber si esta variante tiene propiedades con un impacto en la salud de los humanos, en los diagnósticos y en las vacunas», apuntó Julian Hiscox, profesor de infectología en la Universidad de Liverpool, citado por Science Media Centre.

Publicidad

La nueva cepa, que llevó al gobierno británico a dar la voz de alarma, comporta una mutación, llamada «N501Y», a la altura de la proteína Spike (espícula) del coronavirus, con la que el virus se engancha a las células humanas para penetrarlas.

¿Es esta variante más contagiosa?

Según el primer ministro británico, Boris Johnson, esta cepa podría ser hasta un 70% más contagiosa, lo que llevó a numerosos países europeos y del resto del mundo a suspender sus conexiones aéreas y ferroviarias con el Reino Unido.

«El Reino Unido se enfrentó en las últimas semanas a un aumento rápido del número de casos de covid-19 en el sureste de Inglaterra» y los análisis muestran que «una gran proporción de casos pertenecían» a la nueva mutación del virus, indicó el domingo el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

«Las razones de este incremento en la infecciosidad todavía no están claras. Todavía tenemos que averiguar si se debe a una mayor replicación viral o a una mejor conexión con las células que cubren nariz y pulmones», señaló no obstante Peter Openshaw, profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londres, a Science Media Centre.

Por su parte, Emma Hodcroft se mostró prudente ante la afirmación de que el virus podría ser un «70% más contagioso», pues cuando las estimaciones se hacen demasiado pronto pueden acabar cambiando. «No sabemos mucho de dónde salió esta cifra», advirtió.

Además, en esa región del sureste de Inglaterra, «la inmunidad de grupo en la población es débil y el virus encontró un terreno para desarrollarse», explicó el director adjunto del Centro de Referencia Nacional de los Virus Respiratorios del Instituto Pasteur de París, Vincent Enouf.

¿Cómo circuló esta cepa?

Resulta difícil afirmar que esta nueva forma nació en el Reino Unido. Ese país «es el líder mundial en materia de secuenciación […]. Así que si existe una variante y esta llega al Reino Unido, hay muchas posibilidades de que la detecten», apuntó Emma Hodcroft. Según ella, la primera secuencia de esa nueva cepa se remonta a septiembre.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se detectaron formas similares en varios países, como Australia (un caso), Dinamarca (9), Holanda (1) y Sudáfrica. Italia también anunció que detectó un primer caso el domingo.

«Aunque no naciera en el Reino Unido, parece que fue allí donde se desarrolló, en Inglaterra», aseguró Emma Hodcroft.