La tensión entre China y Estados Unidos llegó a su clímax tras la llegada de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán.

Sin embargo, esta disputa dista de ser reciente, ya que todo se remonta a la historia de conflicto entra Taiwán y China y la constante ayuda que ha recibido la nación insular por parte de los Estados Unidos.

Le puede interesar: Ejército chino emprenderá “operaciones militares dirigidas” alrededor de Taiwán tras llegada de Nancy Pelosi

Bajo la premisa de “una sola China”, se ha reclamado la soberanía sobre la isla; los líderes chinos comunistas han buscado recuperar Taiwán para hacerla parte del país nuevamente.

Todo se remonta a una guerra en el siglo XIX

En 1949, el ejército del partido comunista de Mao Zedong, gana en China la guerra civil, al ejército del partido nacionalista Kuomintang. Al perder la guerra, los militares decidieron huir a la isla de Taiwán, donde se refugiaron. 

Este partido nacionalista gobernó a Taiwán como un estado autoritario hasta 1987. Con el pasar los años, y tras un intento de China de retomar Taiwán, Estados Unidos logró intervenir para evitar la retoma e incluso logró ayudar a que la isla pasara de ser un nación tercermundista a ser un país desarrollado.

Le recomendamos leer: Anciano dueño de una tienda baleó con una escopeta a criminal armado que pretendía robarlo: “¡Me disparó el brazo!”

Gracias a estas intervenciones y el constante apoyo de Estados Unidos a Taiwán, China ha enviado mensajes claros de su descontento con esta relación.

“No jueguen con fuego”, fue el mensaje que el presidente chino Xi Jinping envió a su homólogo de los Estados Unidos, Joe Biden. Por su parte, el mandatario de E.E.U.U., afirmó en medio de ruedas de prensa que está dispuesto intervenir militarmente en Taiwán si existe un enfrentamiento con China.

Sin embargo, aquí no acaban las tensiones entre los países, pues a esto se le suma la visita de la Nancy Pelosi, quien desafía con su llegada a la isla al gobierno de China, y por lo que la se han manifestado frente a la presunta provocación de los Estados Unidos.