Este 3 de noviembre se llevan a cabo las esperadas elecciones presidenciales de Estados Unidos en las que Joe Biden o Donald Trump será el vencedor. También se renueva una tercera parte del Senado.

Los dos candidatos presidenciales se centran en los llamados estados pendulares o estados bisagra, decisivos porque no tienen un color político definido.

¿Qué son los estados pendulares?

La escena política de Estados Unidos está ampliamente marcada por dos partidos políticos: el Partido Demócrata y el Partido Republicano.

Publicidad

A lo largo de la historia, en varios estados ha predominado el apoyo electoral a uno de ellos, pero algunas entidades tienen una competencia mucho más reñida y en 2020, los estados pendulares marcarán nuevamente la campaña y las elecciones de este martes.

 

A estos estados, se les conoce como estados pendulares o swing states, es decir, aquellos estados que no tiene un candidato claro en las encuestas.

Estos lugares suelen ser los objetivos primordiales de los dos grandes partidos en las elecciones presidenciales, debido a que pueden definir al candidato con más votos electorales.

Para este 2020 estos son los estados pendulares:

Es de recordar que el presidente de Estados Unidos no se elige por voto directo, sino que los ciudadanos eligen a miembros del Colegio Electoral. Como consecuencia, la campaña se centra en los estados pendulares, donde ambos partidos deben conseguir los 270 votos.