La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó la comercialización, venta y uso de los primeros preservativos “exclusivos para contraer relaciones sexuales anales seguras”.

La agencia sanitaria indicó que los condones son “específicamente indicados para ayudar a reducir la propagación de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)”

“Antes de la autorización de hoy, la FDA no había autorizado ni aprobado los condones específicamente indicados para el coito anal. Las relaciones sexuales anales sin protección conllevan el mayor riesgo de exposición sexual de transmisión del VIH”, señaló la agencia del gobierno estadounidense en un comunicado.

No obstante, la FDA no había anunciado a ninguna marca o empresa específica que comercializara los preservativos y que, por falta de datos, eran solo “aprobados para contraer relaciones sexuales vaginales”.

Recientemente, otro comunicado indicó que los preservativos se manejaran bajo la marca “One Male Condom”, que también funcionará como un anticonceptivo.

Conozca más: Ucrania y Rusia se reúnen y la UE coordina el envío de armas

¿Qué tan seguro es?

Investigadores de la FDA realizaron un ensayo clínico con 252 hombres que contraen sexo con otros hombres y otros 252 hombres que tiene sexo vaginal. La población seleccionada comprendía las edades de entre 18 y 54 años.

Los resultados indicaron que el 0.68% de relaciones sexuales anales presentaron “fallas gracias al condón”. Para las relaciones vaginales, el margen de error fue de 1.89%.

Los llamados ‘fallos del preservativo’ contemplaron parámetros como: número de eventos de deslizamiento (o penetración), rotura y/o deslizamiento y rotura que ocurrieron por sobre el total de actos sexuales reportados.

Finalmente, la FDA también reportó los eventos adversos informados durante el ensayo clínico.

Dichas eventualidades incluyeron ITS sintomáticas o diagnóstico reciente de ITS (0,64 %), molestias asociadas al condón o el lubricante (0,85 %), molestias en la pareja por el lubricante (0,21 %) e infección del tracto urinario en la pareja (0,21 %).