Lo que comenzó como un intento de eliminar una invasión de serpientes, terminó con una casa incendiada.

Una casa de aproximadamente 929 metros cuadrados en Dickerson, Maryland (Estados Unidos), quedó en vuelta en llamas el pasado 23 de noviembre cuando el propietario de la vivienda intentó deshacerse de una invasión de serpientes.

Podría leer: Sentencian a un hombre por estrangular a su esposa que pidió el divorcio al día siguiente de la boda

De acuerdo con Pete Piringer, portavoz principal del Servicio de Bomberos y Rescate del Condado Montgomery, estos tipos de reptiles habían sido un problema constante tanto para el dueño de la casa como para su inquilino, por lo cual, el propietario de la vivienda decidió tomar trozos de carbón para generar humo y así provocar que las serpientes se fueran.

Sin embargo, algunos pedazos fueron puestos muy cerca de materiales combustibles, lo que eventualmente generó que la casa se incendiara.

Conozca más: “Santa, trae munición por favor”: congresista de EE.UU. desata polémica por foto navideña

De esta manera, las llamas iniciaron en el sótano y se extendieron rápidamente por cada piso, cubriendo la casa de fuego.

Piringer le dijo a CNN que el dueño de la casa había dejado el lugar después de haber puesto los trozos de carbón, por lo cual, nadie se había percatado del incendio hasta que un vecino alertó a las autoridades por las llamas.

En video: La erupción de un volcán en Indonesia deja varios muertos y decenas de heridos

Sobre las 10:00 p.m., 75  bomberos se presentaron en el lugar para combatir el incendio. “No habían hidrantes en el área. Lo cual no es un problema porque estamos acostumbrados, pero tuvimos que trasladarnos en camiones cisterna“, indicó Piringer.

Los bomberos trabajaron durante toda la noche en apagar el incendio, sin embargo éste se desvaneció hasta la mañana siguiente. 

Conozca más: Avanza con tranquilidad la jornada de elecciones de Consejos de Juventud

La casa fue comprada recientemente por US$ 1,8 millones, según registros públicos, por lo cual, repararla costará alrededor de un millón de dólares.

Los bomberos calificaron el hecho como accidente, ya que no hubo intención de quemar la casa. Asimismo, Piringer recomendó a la ciudadanía optar por otros métodos para combatir una invasión.

Lea más: Duque invita a los jóvenes a votar por “nuevo semillero de liderazgo”

“Hay servicios de animales que pueden salir y hacer recomendaciones, o control de plagas, o un exterminador. Le recomendamos que cuente con profesionales que se ocupen de cualquier problema de control de plagas para ayudar a mantener la situación”, precisó Piringer.

Dado que la vivienda quedó en escombros, se asume que no hay serpientes en el lugar, aunque se desconoce su estado.