Un buque reanudó la búsqueda en el mar frente a la isla española de Tenerife del cuerpo de una niña, cuya hermana fue hallada la semana pasada, asesinada por su padre para causar un “inhumano dolor en su expareja”, según la justicia.

En un país conmocionado por este caso, cientos de personas se manifestaron este lunes, luego que el viernes pasado se produjeron numerosas protestas en diferentes ciudades, convocadas por colectivos feministas para repudiar los crímenes.

 

 

Mira además: Sicarios asesinan a Junior Jein, cantante de salsa choke en Cali

 

En puerto desde el sábado por una avería, el buque oceanográfico que colabora en la búsqueda volvió a zarpar para seguir barriendo una zona cercana a Tenerife donde las autoridades esperan encontrar el cuerpo de Anna, de un año y su padre, Tomás Gimeno, que se sospecha pudo haberse suicidado.

Anna y su hermana Olivia, de seis años , fueron dadas por desaparecidas el 27 de abril luego de que su padre hiciera una última llamada “con un tono de despedida” a la madre, de la que estaba separado, según la policía.

El jueves, luego de una intensa búsqueda con el buque oceanográfico y un robot submarino, fue hallado el cuerpo de Olivia a mil metros de profundidad dentro de una bolsa atada al ancla de una embarcación del padre, provocando un gran impacto en España.

 

Mira además: Asesinan a una niña de 11 años durante una fiesta de cumpleaños en Huila

 

El fin de semana, un tribunal en Canarias puso fin a la fase secreta del caso y divulgó en un comunicado detalles, como la sospecha de que el padre “mató a sus dos hijas en su casa y luego arrojó los cuerpos al mar” donde sería difícil hallarlos.

El objetivo del padre no era “sustraerlas de su madre (…) sino presuntamente darles muerte de forma planificada y premeditada, y ello con el fin de provocar un inhumano dolor en su expareja”, señaló el tribunal.

Según fuentes cercanas a la investigación citadas por la prensa, el padre de las dos niñas fue visto el día de su desaparición cargando bolsas de deporte en su barco.

La autopsia practicada al cuerpo de Olivia determinó que la niña falleció “de muerte violenta”, indicó el tribunal.

“Si bien sólo se ha localizado, hasta el momento, el cuerpo de Olivia, la hipótesis fáctica más probable respecto a Anna es, desgraciadamente, la misma”, agregó.

“Morir juntas”

En una carta abierta publicada el fin de semana, la madre de las niñas pidió que la muerte de las pequeñas “no haya sido en vano” y sirva para que se visibilice “la violencia vicaria”, aquella infligida a los hijos para que sufra la madre.

“Me duele en el alma no poderles haber salvado la vida. Ojalá yo hubiera estado en ese momento junto a ellas de la mano y morir juntas… Pero eso no pudo ser porque Tomás quería que sufriera buscándolas sin descanso y de por vida”, escribió la madre.

 

Mira además: Con doblete de Fernando Uribe, Millonarios vence a Junior y se convierte en el primer finalista de la Liga

 

El viernes, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, afirmó que “toda España está conmocionada” por este caso.

En España, 39 menores fueron asesinados por sus padres o por las parejas o exparejas de sus madres desde 2013, según cifras oficiales.

En lo que va de año, 18 mujeres han sido asesinadas como resultado de la violencia de género, elevando a 1.096 las víctimas desde 2003, cuando empezó el recuento oficial.