El parlamentario centrista Francisco Sagasti fue elegido este lunes por el Congreso como nuevo presidente de Perú, el tercero en el cargo en una semana, con el desafío de cerrar una crisis política que condujo a miles de ciudadanos indignados a las calles.

Sagasti, un ingeniero de 76 años que trabajó para el Banco Mundial, fue elegido como nuevo presidente del Congreso; según la Constitución, le corresponde asumir automáticamente la jefatura del Estado.

Su investidura tendrá lugar el martes por la tarde en una sesión plenaria, según anunció él mismo.

«¿Qué ofrecemos? lo que le falta a nuestro país en este momento, confianza. Confíen en nosotros, actuaremos de la manera que decimos», declaró Sagasti.

«Además de la confianza, la empatía para sentirnos cercanos a la ciudadanía», agregó el nuevo mandatario, que lamentó la muerte de dos jóvenes el sábado en las masivas manifestaciones contra el anterior presidente, Manuel Merino.

Publicidad

Miembro del centrista Partido Morado, Sagasti debe completar el actual periodo de gobierno, que culmina el 28 de julio de 2021, tras la destitución del popular mandatario Martin Vizcarra hace una semana y la renuncia de Merino, el domingo.

«Responderá a expectativas»

Como nueva presidenta del Congreso fue elegida la izquierdista Mirtha Vásquez, lo que pone fin a la incertidumbre que existía en el país desde el domingo, al quedar sin titulares en los poderes ejecutivo y legislativo.

«Creo que Francisco Sagasti va a responder a las expectativas de la ciudadanía», dijo a la prensa la nueva jefa del Congreso.

«Agradezco a la población por todo el esfuerzo. Lamentamos la muerte de dos ciudadanos», dijo, recordando a los dos jóvenes que murieron el sábado durante protestas duramente reprimidas por la policía. «Esta generación de jóvenes nos han dado una lección para poder reconducir los destinos del Estado«, agregó Vásquez.

La Fiscalía abrió este lunes una investigación preliminar contra Merino por la muerte de ambos manifestantes aparentemente a manos de la policía, informó la fiscal nacional, Zoraida Ávalos.