El joven de 19 años de edad, fue acusado de 17 delitos federales por la balacera mortal en una escuela secundaria de Parkland, Florida, que dejó 17 personas muertas.

Nikolas Cruz era un adolescente amante de las armas que había sido expulsado del liceo por razones disciplinarias. Se presentó a la hora de la salida del colegio que había frecuentado, la Marjory Stoneman Douglas High School de Parkland, con un fusil semi-automático AR-15 y gran cantidad de munición, disparando la alarma anti-incendios para atacar a los estudiantes cuando abandonaban el edificio.

La policía del condado lo arrestó más tarde en la localidad cercana de Coral Springs.

Nacido en setiembre de 1998, Nikolas Cruz había colgado en las redes sociales mensajes “muy alarmantes”, indicó el sherif de Broward, Scott Israel, sin precisar su naturaleza, insistiendo en la necesidad de denunciar ese tipo de publicaciones.

Cruz era conocido en el liceo como un alumno con problemas, según algunos de los profesores de la institución, “hubo problemas con él, el año pasado amenazando a estudiantes y siempre cargaba armas”.

Imágenes de los canales de televisión locales mostraron el momento en que el sospechoso fue detenido por hasta seis efectivos policiales e ingresado en una patrulla.