La decisión se da luego de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, anunciara por medio de una carta, que el Parlamento regional podría votar la independencia si no hay diálogo.

Luego de un Consejo de Ministros extraordinario presidido por Mariano Rajoy fueron aprobadas las medidas para «proteger el interés general de los españoles, entre ellos los ciudadanos de Cataluña» y restaurar la legalidad en la región, según las previsiones del artículo 155 de la Constitución, informó el Ejecutivo.

Así las cosas y con la aplicación de este artículo se tomarán medidas concretas para asumir competencias regionales, que serán enviadas al Senado para su autorización y aplicación efectiva.

En la carta, Puigdemont comunicó a Rajoy que, si éste «persiste en impedir el diálogo», el Parlamento regional «podrá proceder a votar la declaración formal de independencia» de Cataluña.

Agrega que el Parlamento regional «no votó el día 10» la declaración de independencia y, según asegura, su «suspensión continúa vigente».

Esta sería la primera vez que se aplicará ese artículo en los 39 años transcurridos desde la aprobación de la Constitución española de 1978.

REDACCIÓN INTERNET – CM&