Venezuela vivirá este viernes su tercera reconversión monetaria en lo que va del siglo. Los venezolanos se acostarán este jueves con el bolívar soberano en sus bolsillos y, al día siguiente, se levantarán con el bolívar digital, previa amputación de seis ceros devorados por la hiperinflación que comenzó en 2017.

Con la eliminación de seis ceros al valor nominal del bolívar, el Banco Central de Venezuela ya ha suprimido 14 ceros en los últimos 13 años.

 

Le puede interesar: Impresionante video muestra por primera vez un huracán por dentro

 

Esta medida es consecuencia de una inflación descontrolada, por encima del 65.000 % anual, y del cambio del dólar a más de 4 millones de bolívares.

Otros países latinoamericanos también han recurrido a este procedimiento. Argentina eliminó cuatro ceros a su moneda en 1983 y 1992 y Bolivia llegó a suprimir seis ceros en la década de los ochenta.

 

Vea también: Detienen a la madre de dos niños que fueron decapitados por el papá frente a sus otros dos hijos menores

 

Un bolívar digital que no es digital

Que el nombre no lleve a engaños: el bolívar digital no es una criptomoneda ni tampoco tendrá un uso exclusivamente en línea. Contará con monedas de un bolívar y billetes de cinco, diez, veinte, cincuenta y cien.

Además, durante un periodo de tiempo todavía no confirmado, coexistirán con los billetes anteriores -con valor actualizado-, para facilitar las transacciones. Es decir, los bolívares, casi desaparecidos de las calles, podrán volver a ser utilizados en compras cotidianas, pero valdrán un millón de veces menos que lo que dice en papel.

 

Conozca más: Cadena perpetua para policía británico que violó y asesinó a Sarah Everard