Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recortaron el periodo estándar de cuarentena por el COVID-19 de 14 días a 10 o incluso, en algunos casos, a siete.

La cuarentena de 14 días se basaba en el período de incubación del coronavirus y el tiempo que puede tardar una persona en infectarse después de la exposición al virus.

Pero, según el doctor Henry Welke, gerente de incidentes del COVID-19 de los CDC, la guía revisada sobre las cuarentenas ofrece dos alternativas diferentes.

La primera está basada en terminar la cuarentena a los diez días si no se reportan síntomas, mientras que la segunda opción es poner fin al aislamiento después de siete días si una persona da negativo a la prueba y tampoco reporta síntomas.

Como beneficio de la nueva cuarentena, Welke señaló que “un período de cuarentena más corto puede reducir el estrés en el sistema de salud pública y las comunidades, especialmente cuando las nuevas infecciones están aumentando rápidamente”.

Por otra parte, los CDC también emitieron una guía para los próximos viajes de vacaciones en el que instan a evitar los desplazamientos siempre que sea posible.

“Lo más seguro es evitar los viajes de vacaciones y quedarse en casa”, dijo Cindy Friedman, jefa de la Sección de Salud de los Viajeros de los CDC.

“Si las personas viajan deben someterse a una prueba de coronavirus uno a tres días antes del viaje, y luego nuevamente tres a cinco días después del viaje. Las pruebas después del viaje se combinarían con una cuarentena durante siete días”, añadió.

En total, y según datos de los CDC, en EE.UU. se han confirmado casi 13,5 millones de casos de COVID-19, que ha acabado con la vida de 267.302 personas hasta la fecha.