Como es habitual todos los años, la reina Isabell II de Inglaterra, de 92 años, envió un importante mensaje a la comunidad británica en el que resaltó los valores del respeto y el entendimiento durante esta época navideña.

Es uno de sus mensajes, la joya de la corona británica hizo un llamado a respetar las diferentes opiniones, a mantener la armonía y la unión, en medio de las tensas relaciones políticas que envuelven al mundo.

La reina pasará la Navidad con su familia en la residencia de Sandringham, ubicada en el condado de Norfolk, al sureste de Inglaterra.