El gobierno británico, en cabeza de Boris Johnson, anunció este martes la prohibición a los operadores de telecomunicaciones de comprar nuevos equipamientos para sus redes 5G al grupo chino Huawei.

La orden iniciará a partir de finales de este año e impondrá que se retiren todos los antiguos antes de 2027.

Al hacer este anuncio ante la Cámara de los Comunes, el ministro de Cultura y sector Digital, Oliver Dowden, justificó la decisión por la «incertidumbre» que causan las sanciones anunciadas en mayo por Washington contra Huawei para impedirle el acceso a los semiconductores fabricados con componentes estadounidenses.

Respuesta de Huawei

El gigante chino de equipos de telecomunicaciones calificó de «decepcionante» y «politizada» la decisión de Londres de excluirlo del desarrollo de su red 5G, denunciando que se debe a «la política comercial de Estados Unidos».

«Lamentablemente nuestro futuro en el Reino Unido ha sido politizado, esta es una cuestión de política comercial de Estados Unidos y no de seguridad», afirmó el portavoz de Huawei en Londres, Ed Brewster.

Publicidad

Asimismo, el delegado se declaró «decepcionado» por una decisión que «amenaza con ralentizar el desarrollo digital» del país y «aumentar las facturas» de los usuarios, dado que los equipos de sus competidores son más caros.

AFP