Reino Unido es el primer país del mundo en autorizar la vacuna contra el COVID-19 de los laboratorios estadounidense Pfizer y alemán BioNTech.

«El Gobierno aceptó la recomendación de la Agencia Independiente de Reglamentación de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) de aprobar el uso de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer/BioNTech», declaró un portavoz del ministerio.

«El Reino Unido es el primer país del mundo en disponer de una vacuna aprobada clínicamente», se felicitó en un mensaje en Twitter el ministro de Salud, Matt Hancock.

Esta luz verde de las autoridades británicas «es resultado de meses de ensayos clínicos rigurosos y de un análisis profundo de los datos por expertos del MHRA, que concluyeron que la vacuna respondía a las normas estrictas de seguridad, calidad y eficacia», indicó el portavoz del ministerio.

Los resultados de los test masivos de esta vacuna mostraron una eficacia del 95 %.

Publicidad

«El NHS (sistema nacional de salud) está listo para comenzar a vacunar a partir de la próxima semana«, declaró Hancock.

Entre las personas prioritarias para recibir la vacuna figuran los ancianos, especialmente quienes viven en residencias, personal sanitario y ciudadanos considerados vulnerables.

Por su parte, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) anunció el martes que celebrará una reunión extraordinaria el 29 de diciembre «a más tardar» para dar o no su visto bueno a esta vacuna de Pzifer y BioNTech