Reino Unido reconoció a los pulpos, cangrejos y langostas como seres que sienten dolor y angustia tras un informe presentado por la London School of Economics (LSE) que demuestra evidencia científica sobre la sensibilidad de estos animales.

Así pues, Reino Unido confirmó que el alcance del proyecto de ley de bienestar animal (sensibilidad) se extiende a todos los crustáceos decápodos (cangrejos, langostas y cangrejos de río) y moluscos cefalópodos (pulpos, calamares y sepias).

Por lo anterior, las langostas no pueden cocinarse vivas, ya que eso se considera un trato cruel.

Le puede interesar: Despiden a taxista que atropelló a una perrita en Bogotá

Además, también se evaluaron las prácticas comerciales que involucran a estos animales, en las cuales debe primar su bienestar.

“Llegamos a la conclusión que los moluscos cefalópodos y los crustáceos decápodos deben considerarse sensibles y, por lo tanto, deben incluirse en el ámbito de la ley de bienestar animal”, dijo el doctor Jonathan Birch, profesor asociado del Centro de Filosofía de las Ciencias Naturales y Sociales de la LSE e investigador principal del proyecto Fundamentos de la sensibilidad animal.