La cifra de decesos registrados en hospitales del Reino Unido por coronavirus (Covid-19), se ha incrementado en 917 en las últimas 24 horas, y llega a un total de 9.875, informó hoy la ministra del Interior, Priti Patel.

Este incremento diario de las cifras oficiales de muertos es algo inferior al récord de 980 personas anunciado este viernes, que fue la mayor cantidad registrada en un día en un país europeo.

De los 917 nuevos fallecimientos confirmados este sábado, 19 corresponden a trabajadores del sistema sanitario público británico (NHS), en medio de una polémica nacional por la escasez de equipamiento de protección facilitado a estos profesionales por el Gobierno.

Patel informó en rueda de prensa matutina, que hay en la actualidad 20.101 personas ingresadas en hospitales británicos con la enfermedad del coronavirus, mientras que se han computado 78.991 contagios en Inglaterra, Gales y Escocia.

La titular de Interior informó también de que el primer ministro, el conservador Boris Johnson, sigue «mejorando» tras haber ingresado el 5 de abril con Covid-19 en el hospital londinense de St. Thomas y pasar tres noches en la unidad de cuidados intensivos, de donde salió el jueves.

Publicidad

Anteriormente, una portavoz de Johnson, de 55 años, reveló que su prometida, Carrie Symonds, de 32 años y embarazada del primer hijo de ambos, ha escrito cartas a diario al líder «tory», que está con muy buen ánimo y se entretiene «mirando películas».

En su intervención, Patel anunció la puesta en marcha de una campaña de ayuda para las víctimas de violencia doméstica, después de que se haya registrado un incremento de las llamadas de socorro desde la imposición de las medidas de confinamiento.

La funcionaria explicó que, aunque las cifras generales de delincuencia han bajado en el Reino Unido por las restricciones vigentes, han aumentado ciertos tipos de delitos, como los fraudes por internet y el abuso infantil en las redes.

Mientras tanto el Gobierno ha instado a los británicos a permanecer en sus hogares en este soleado puente de Semana Santa a fin de proteger al NHS y recuerda que aún no se ha llegado al «pico» de contagios en este país.