El jefe de la Policía del Capitolio en Washington renunció este jueves, un día después de que partidarios incitados por el presidente Donald Trump asaltaran la sede del Congreso estadounidense, indicó una fuerte cercana a esa agencia federal.

Steven Sund ‘’renuncia a partir del 16 de enero de 2021’’, dijo la fuente, que habló bajo condición de anonimato, horas después de que la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidiera su dimisión, en medio de una ola de críticas por las fallas de seguridad alrededor de la sede legislativa estadounidense.