La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, anunció este miércoles su renuncia al reconocer la derrota de la izquierda y la victoria del bloque de derecha y ultraderecha en las elecciones legislativas, tras un escrutinio casi completo.

Andersson presentará oficialmente su dimisión el jueves, explicó en rueda de prensa.