El ministro de Salud de Argentina, Ginés González García renunció este viernes a su cargo por pedido del presidente Alberto Fernández, luego de que se revelara que allegados suyos se habían vacunado contra el COVID-19 en su despacho.

‘’Respondiendo a su expreso pedido, le presento mi renuncia al cargo de ministro de Salud’’, escribió González García en una carta dirigida al mandatario.

En su lugar fue designada la hasta ahora secretaria de acceso a la salud, Carla Vizzotti, una especialista en medicina interna de 48 años, indicó la agencia oficial de noticias Telam.

Publicidad

Vizzoti se destacó por haber conseguido la vacuna rusa Sputnik V para Argentina, primer país en América que la aprobó y utilizó.

González García, de 75 años y quien ya había estado al frente de esa cartera durante el gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007), asumió en diciembre de 2019 y tuvo que manejar toda la pandemia de coronavirus.

Su gestión, con altibajos, quedó definitivamente empañada por las vacunaciones ‘’de privilegio’’ en la sede del Ministerio de Salud, que se conocieron el mismo día en que la ciudad de Buenos Aires habilitó la solicitud de turnos online para vacunar a mayores de 80 años a partir del próximo lunes, un mecanismo que colapsó casi de inmediato ante la enorme demanda.

Hasta ahora en Argentina solo se ha vacunado al personal de salud. Recién el miércoles comenzó la vacunación para mayores de 70 años en la provincia de Buenos Aires.