Los dos astronautas de la nave rusa Soyuz, que tuvo que volver a la Tierra tras sufrir un fallo en uno de sus propulsores, han sido ya rescatados y se encuentran en buen estado, según informaron fuentes oficiales.

“El equipo de rescate ya localizó a la tripulación. Los médicos no detectaron lesiones ni a Alexéi Ovchinin, ni a Nick Hague”, confirmó la NASA.

La nave Soyuz MS-10, que despegó con el ruso Ovchinin y el astronauta de la NASA Hague a bordo tuvo que regresar y aterrizar en Kazajistán por un fallo en el propulsor cuando se dirigía a la Estación Espacial Internacional.

Al parecer, la cápsula en la que se encontraban los dos tripulantes fue eyectada de manera automática por el sistema de seguridad, lo que garantizó la vida de las dos personas.