La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció este miércoles que comenzará a reducir desde noviembre su programa de compra de activos en vista de los “progresos” de la economía.

Así, la Fed reducirá sus compras de activos como bonos del Tesoro o títulos adosados a créditos hipotecarios, actualmente en 120.000 millones de dólares mensuales, en unos 15.000 millones por mes, un monto que será “ajustado” en función de la evolución de la economía.

La reducción será de 10.000 millones de dólares en el caso de los bonos del Tesoro y de 5.000 millones en las compras de títulos.

Te puede interesar: Encuentran con vida a Cleo Smith, la niña de 4 años desaparecida en un camping de Australia

El Comité Monetario de la Fed (FOMC) considera que “reducciones similares” se producirán cada mes, con ajustes “si se justifican por la evolución de las perspectivas económicas“, según un comunicado emitido al término de su reunión iniciada el martes.

Así, si la inflación es demasiado alta, la reducción de estas compras será mayor, antes de comenzar a aumentar las tasas de referencia, como forma de frenar el alza de precios. El organismo mantuvo por lo tanto sus tasas de interés ultrabajas en un rango de 0 a 0,25%.

Estas compras de activos permitieron que el crédito siguiera fluyendo y aplastaron las tasas de interés a largo plazo, evitando así una convergencia de la crisis económica con una crisis financiera.

Mira también: “Es un gran error de China no venir a la COP26”: Joe Biden

Pero la reactivación está encaminada y la inflación se anuncia más fuerte y persistente de lo previsto en Estados Unidos, en particular por las perturbaciones en la cadena mundial de aprovisionamiento en un contexto de fuerte demanda de los consumidores.

Los dirigentes de la Fed destacaron que “la inflación es alta y refleja sobre todo factores que deberían ser temporales“.

Los desequilibrios de la oferta y la demanda por la pandemia y la reapertura de la economía contribuyeron a alzas de precios importantes en algunos sectores“, resumieron.

Mira además: El demócrata Eric Adams arrolla en las elecciones a la Alcaldía de Nueva York

Los precios subieron 4,4% en 12 meses a setiembre en Estados Unidos, un máximo desde 1991, según el índice PCE.

La Fed saludó que “los sectores más golpeados por la pandemia mejoraron en los últimos meses” aunque “el alza de casos de covid (por la variante delta) frenó su restablecimiento“.