Un grupo de científicos de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, podría estar a punto de lograr un retraso en el envejecimiento.

El proceso que es inevitable en los seres vivos, sería modificable gracias a cédulas de levadura, debido a su facilidad para ser alteradas.

Con esto, investigadores buscan determinar si dichas células envejecen al mismo tiempo y ritmo.

Científicos aseguran en la revista Science, que incluso las células con el mismo material genético y dentro del mismo ambiente pueden envejecer de forma diferente.

Publicidad

Utilizando técnicas que incluyen microfluídica, se logró identificar que la mitad de las células de levadura envejecieron por una “disminución gradual en el nucléolo”.

Pero, la otra mitad envejeció debido a una “disfunción de las mitocondrias”, encargadas de producir la energía de una célula.

Los científicos indican que las células envejecen por “dos caminos” nuclear o mitocondrial al principio de la vida, luego envejecen y mueren.

Fue con estos resultados que el equipo de investigadores logró manipular y optimizar el proceso de envejecimiento con simuladores de computadora.

Además, pudieron crear “una nueva ruta de envejecimiento” con una vida útil drásticamente extendida.

Según la investigación publicada en la revista Science, dicha ruta se podría conducir a la posibilidad de retrasar el envejecimiento humano.

Ahora planean probar su modelo en células complejas, organismo y por último en humanos, para obtener así la tan esperada fórmula para retrasar el envejecimiento.