Hace pocos días, la ciudad de Irpín (Ucrania) fue víctima de una serie de bombardeos rusos en cadena donde, entre otras fatalidades, dejó la muerte de un famoso actor y se denunció una serie de ataques bélicos sobre familias que evacuaban la ciudad.

Sin embargo, el hecho que más causó conmoción fue la muerte de una familia en medio de esos bombardeos, cuya acusación -junto a una fotografía- comenzó a circular por organismos humanitarios y fuentes de seguridad ucranianas.

Hasta hace pocas, se reveló la identidad de la familia que falleció en el hecho, la cual causó un fuerte y especial impacto en Estados Unidos.

También puedes leer: (Vídeo) Convoy militar ruso cayó en una emboscada ucraniana: Explosiones las captó un dron

La madre trabajaba en Silicon Valley

De acuerdo con información de The New York Times, la identidad de la madre responde al nombre de Tatiana Perebeinis.

Según el citado diario, Perebeinis era una mujer de 43 años y trabajaba como jefe de contaduría en SE Rankinguna empresa de tecnologías cuyas instalaciones se ubican en Palo Alto (California), dentro de la prestigiosa Silicon Valley. 

La madre murió junto a sus dos hijos, Nikita, de 18 años, y Alise, su hija de 9 años de edad. Según The Times, la familia sufrió la fatalidad en el momento en que cruzaban un puente parcialmente destruido a las afueras de Irpín, cuando este fue alcanzado por un proyectil.

Conozca más: 2,5 millones de refugiados y 2 millones de desplazados internos en Ucrania

El relato de un padre de familia destrozado

El esposo y padre de las víctimas, Serhiy Perebeinis, le contó al mismo diario que se enteró de la muerte de su familia a través de las imágenes que circularon en redes sociales.

Serhiy dijo que en ese momento, se encontraba en Ucrania cuidando a su madre, que estaba enferma. El resto de su familia se encontraba huyendo de Kiev, luego de que otro proyectil impactara sobre su edificio de apartamentos.

Inclusive, Perebeinis recordó la última conversación que sostuvo con su esposa Tatiana.

“Le dije, ‘Perdóname por no poder defenderte'”, recordó Serhiy al hablar con The NY Times. “Traté de cuidar a una persona, y eso significa que no puedo protegerte”, añade conmocionado a su relato.

“‘No te preocupes, saldré’”recuerda Serhiy las palabras que le dijo su esposa.

Según documenta The Independent, Perebeinis escribió el pasado jueves, en su cuenta de Facebook, que “pasó cuatro días caminando cientos de kilómetros para regresar a Kiev y enterrar a su familia”.

“Dentro, la atmósfera es como una película de terror. Todo esto es difícil de ver cuando tu amada esposa yace en una bolsa negra en el suelo”, posteó Serhiy, donde añadió que fue a la ‘fosa común’ donde reposaban los cadáveres de su familia.