Un nuevo escándalo se avecina en la Iglesia católica, que esta vez vincula a curas que habrían tenido hijos pese al voto del celibato y un manual de reglas secretas que el Vaticano le aplicaría a estos sacerdotes.

Al respecto el director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, al ser preguntado por The New York Times, reconoció que “esa guía existe, es un documento interno”.

El caso del irlandés Vincent Doyle, es el más reciente que sale a la luz de una víctima de ocultamiento. Él descubrió a sus 28 años que era hijo natural del reverendo John J. Doyle, luego de pensar que era su padrino con la complicidad de su madre.

Para este y al menos otros 50.000 que investiga un sitio fundado por el mismo Doyly, que se llama Coping Internactional en 175 países del mundo, el supuesto manual no es claro.

Por su parte Gisotti, dijo que el principio fundamental de ese manual interno era la “protección de los menores” y agregó que, bajo las reglas secretas, un sacerdote que engendra hijos debe abandonar el sacerdocio y “asumir sus responsabilidades como padre al dedicarse exclusivamente al niño”.

Cabe recordar, que del 21 al 24 de febrero, se desarrollará una cumbre sobre el tema del abuso sexual clerical, en el que participarán tanto obispos católicos, como víctimas de todo el mundo.