El Senado de Estados Unidos confirmó a Rex Tillerson, exdirector general de Exxon Mobil, como secretario de Estado de ese país, con 56 votos a favor y 43 en contra.

Tillerson es un millonario sin experiencia diplomática pero con excelentes vínculos con autoridades del gobierno ruso.

El exsecretario John Kerry dejó el cargo el 19 de enero, un día antes de la investidura de Donald Trump, y dejó al frente del Departamento de Estado al diplomático Thomas Shannon, quien era el director de asuntos políticos de la cancillería.

Tiller impulsó la expansión de los contratos de ExxonMobil en Rusia, donde trabó amistad personal con el líder Vladimir Putin, e incluso recibió una condecoración de Putin, la Medalla de la Orden de la Amistad.

Publicidad