El rey Juan Carlos de España, padre de Felipe VI, cumple hoy 80 años, de los cuales 39 fue jefe del Estado, entre 1975-2014, tiempo en el que promovió la transición de un régimen autoritario, la dictadura del general Francisco Franco, a uno plenamente democrático y favoreció su consolidación.

En agosto de 1948, su padre, Juan de Borbón, y Franco habían acordado que se educara en España, pues la familia real española vivía entonces en el exilio. Y en julio de 1969, Juan Carlos juró como sucesor de Franco a propuesta del dictador, que murió en 1975.

El rey perseveró en el objetivo de ser “el rey de todos los españoles”, como se había propuesto.

Para que el proceso democrático se abriese paso con buen pie fue decisivo que nombrara a Adolfo Suárez presidente del Gobierno, así como su actitud en la noche del 23 de febrero de 1981, con una declaración pública, para desactivar el golpe militar de Estado, lo que le valió prestigio y reconocimiento nacional e internacional.

El 6 de diciembre de 1978, el pueblo español aprobó en referéndum la actual Constitución, redactada por un parlamento elegido democráticamente en 1977. En ella se establece la monarquía parlamentaria como sistema político y toda una serie de derechos y libertades.

Desde que abdicara, Juan Carlos se mantiene en un discreto segundo plano, aunque sigue participando en actividades institucionales, y ha realizado 19 viajes internacionales, la mitad a Iberoamérica.

Redacción Internet – CM&