Una campaña de desinformación que ya llegó a América Latina, fue iniciada por redes rusas para generar pánico sobre el desarrollo conjunto de la Universidad de Oxford- AstraZeneca sobre la candidata vacuna contra el coronavirus.

Estas difusiones incluyen desde memes y fotos hasta informes televisivos; el objetivo es claro, evitar que la pócima inglesa tenga mayor éxito que la Sputnik Rusa, anunciada por el presidente Vladimir Putin.

La campaña fue descubierta por The Times y también busca desalentar la compra por parte de aquellos países que ya se mostraron interesados en las dosis presentadas por Putin.

Entre los países que fueron blanco de estas difusiones figuran: India, Brasil, Egipto, Arabia Saudita, Filipinas, México, Malasia, Vietnam y Perú.