Rusia afirmó hoy que otros 694 militares ucranianos “se rindieron” durante la pasada jornada en la acería de Azovstal, en Mariúpol, con lo que ascienden a 959 los efectivos que sea han entregado “prisioneros” desde el lunes.

“En Mariúpol, militantes de la unidad nacionalista Azov y militares ucranianos bloqueados en la planta de Azovstal continuaron rindiéndose”, indicó el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, general mayor Ígor Konashénkov, en su parte bélico matutino.

Lea más: EE.UU. busca facilitar el diálogo en Venezuela con la retirada de algunas sanciones

“Durante el último día, 694 militantes fueron capturados, incluidos 29 heridos“, añadió.

Este número se suma a los 265 soldados ucranianos evacuados el lunes de la acería, entre ellos 51 gravemente heridos, según Rusia.

En video: Ciudadanos detienen, golpean e increpan con armas en mano a presuntos fleteros en una vía de Medellín

De esta forma, “un total de 959 militantes han sido hechos prisioneros desde el 16 de mayo, incluidos 80 heridos”, sostuvo Konashénkov.

Explicó que en total 51 defensores “necesitan tratamiento hospitalario” y han sido ingresados en el hospital de Novoazovsk, localidad controlada por Rusia en la autoproclamada República Popular de Donetsk.

Mire más: (Video) Aparatoso siniestro vial: taxi terminó dentro de un supermercado y deja varios heridos

El Ministerio de Defensa publicó un vídeo sobre este segundo operativo o “rendición” como lo llama Moscú, que no precisa si quedan aún otros defensores en Azovstal o si pretende intercambiarlos por prisioneros rusos como ha propuesto Kiev.

En las imágenes se ve cómo los militares que salieron de la metalúrgica, entre ellos algunas mujeres, salen con sus petates y maletas en fila del territorio de Azovstal y se ponen en una sola línea para ser registrados por los soldados rusos.

Podría leer: Suecia y Finlandia entregan su solicitud para unirse a la OTAN este miércoles

Algunos se apoyan en muletas e incluso palos para poder andar, otros tienen vendados los ojos y terceros son llevados en camilla hasta una ambulancia.