En respuesta al llamamiento de Estados Unidos a la comunidad internacional a cortar relaciones con Corea del Norte por los ensayos armamentísticos que lleva a cabo el país asiático, Rusia expresó su rechazo a aumentar las sanciones contra el régimen de Pyongyang.

«Nuestra actitud frente a esto (el llamamiento de EEUU) es negativa. En más de una ocasión hemos recalcado que la presión mediante sanciones es una vía prácticamente agotada», dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en Minsk, citado por medios rusos.

Agregó que las resoluciones de la ONU con sanciones a Corea del Norte contienen la demanda de reanudar el proceso negociador, «exigencia de la que hace caso omiso la parte estadounidense».

Según Lavrov, las últimas acciones de Estados Unidos «parecen apuntar conscientemente a provocar a Pyongyang para que dé pasos bruscos».

«Da la impresión de que se hace todo para que Kim Jong-un (el líder norcoreano) pierda los papeles y se lance a una nueva aventura», insistió el jefe de la diplomacia rusa.

Publicidad

Lavrov subrayó que Estados Unidos debe explicar cuál es su objetivo en la crisis coreana.

Redacción Internet – CM&