Esta semana, un niño de dos años cayó desde un decimotercer piso y quedó colgando una reja metálica instalada en un apartamento más abajo.

Vecinos y bomberos de Hefei, China, ayudaron a rescatar al menor que se encontraba solo en su apartamento, pues el padre lo había dejado durmiendo mientras salía a hacer unas gestiones.

Minutos después el pequeño despertó y deambuló por la casa hasta caer al vacío por el balcón.

Publicidad

Sin embargo, uno de sus vecinos tiene instalada una ‘jaula’ antirrobo, por lo que el niño al caer quedó colgando de los barrotes mientras el hombre lo agarraba esperando a los rescatistas.

En las imágenes de un video difundido por el cuerpo de bomberos se ve cómo ataron al menor a la reja con un cinturón para evitar que se cayera y así lograron salvarlo. Por fortuna salió ileso de este episodio.