Israel y las milicias palestinas en Gaza no cedieron en esta sexta jornada de la actual escalada bélica, en la que Estados Unidos intenta mediar, tanto a través de la visita de su enviado a la región como mediante comunicaciones directas de Joe Biden con líderes israelíes y palestinos.

Tras reducirse el día de ayer la intensidad y magnitud de los ataques, el Ejército israelí y las milicias en Gaza volvieron este sábado a intensificar el intercambio de fuego, que comenzó el pasado lunes por la noche y que ya ha dejado un saldo de al menos 155 muertes.

Podría interesarle: Millonaria recompensa por responsables del ataque a la Alcaldía y Concejo de Jamundí

Los numerosos bombardeos que llevó a cabo Israel este sábado elevaron la cantidad de muertos palestinos a 145, entre ellos 41 niños y 26 mujeres. La cifra de heridos en Gaza, por otra parte, alcanzó hoy los 1.100.

Israel registró hoy su décima muerte, con el fallecimiento de un hombre de 55 años por el impacto de un cohete cerca de Tel Aviv, mientras que hasta ahora son más de 250 los heridos por disparos desde la franja.

Publicidad

Lea también: Disidencia de las Farc estaría detrás de ataques vandálicos en Popayán: MinDefensa

El lanzamiento de cohetes desde Gaza hizo sonar las alarmas antiaéreas en Tel Aviv tras dos días sin disparos hacia la urbe, que se ha convertido en uno de los principales objetivos de las milicias durante la actual escalada.

Según el Ejército israelí, la cantidad de proyectiles lanzados desde el comienzo de las hostilidades superó los 2.400, de los cuales unos 400 cayeron dentro del enclave y unos 1.000 fueron interceptados por el sistema de defensa antiaéreo israelí Cúpula de Hierro.

Podría ver: Filtran video de un ovni en California y el Pentágono confirma que es real

La jornada comenzó con la noticia de que un bombardeo mató a ocho niños y dos mujeres en una casa familiar, ante lo que el Ejército israelí aseguró que el ataque iba dirigido a altos funcionarios de Hamás “en un apartamento utilizado como infraestructura terrorista” y culpó al grupo de “utilizar a civiles como escudos humanos”.

Además, bombardeó una torre de 14 pisos en la cual se encontraban las oficinas de importantes medios internacionales, incluyendo la agencia de noticias estadounidense Associated Press y el canal de televisión Al Jazeera.

Lea también: Popayán vivió noche de caos en medio de protestas contra la Policía

Los eventos de hoy coinciden con la primera jornada en la región del subsecretario adjunto para Asuntos Palestinos e Israelíes del Departamento de Estado de EE.UU, Hady Amr, que llegó este viernes enviado por la Casa Blanca, para intentar mediar la situación, además, se tiene previsto una reunión el próximo lunes con Mahmud Abás, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

A los esfuerzos del enviado se sumó el propio presidente estadounidense, Joe Biden, que se comunicó telefónicamente tanto con Abás como con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Conozca más: Vea cuáles barrios de Bogotá tendrán intervención por alto contagio

La primera de las dos llamadas fue a Netanyahu, a quien transmitió que Estados Unidos está manteniendo conversaciones con aliados regionales sobre la actual escalada y reiteró su “contundente respaldo al derecho de Israel a defenderse“.

Biden hizo referencia a los esfuerzos diplomáticos estadounidenses en relación a la actual escalada de violencia y enfatizó la necesidad de que Hamás interrumpa el lanzamiento de cohetes hacia Israel. A nivel más general, reiteró también su compromiso para una solución de dos Estados entre israelíes y palestinos.