Lograr la jubilación se ha convertido en un reto supremo para trabajadores y empleados del mundo entero. Entre legislaciones y decretos, cada año se va modificando la normativa para acceder a este beneficio económico.

Sin embargo, hay casos donde las personas que salen de sus casas por un sustento económico, llegan a un punto de la vida donde se cansan, y hacen hasta lo imposible para lograr pensionarse lo más pronto posible.

Tal es el caso que se reportó de una persona en Lucerna (Suiza) la cual se cambió de sexo para lograr su inmediata jubilación.

Lo insólito del caso, es que a la persona le restaba tan solo un año para acceder a la pensión: en Suiza, las mujeres pueden jubilarse a los 64 años, mientras que los hombres deben esperar a cumplir 65.

Conozca más: Murió el Nobel francés de Medicina Luc Montagnier, descubridor del virus del sida

Cambio por capricho; ley con vacíos

El ciudadano, al parecer, no aguantó más el agitado ritmo laboral que afrontaba día a día y decidió acceder a este insólito y precipitado método para no tener que trabajar más.

Sin embargo, la norma que entró en vigencia para este año ‘presenta muchos vacíos‘. De acuerdo con el medio local Gizmodo, la citada ley permite que cualquier persona residente en Suiza se cambie de sexo y nombre.

El lío jurídico radica en que el sujeto ‘firmó su cambio de sexo únicamente en un papel’, sin más documentos adicionales que validaran un trámite correcto, además de valerse de una razón ‘caprichosa’ para cambiarse de sexo y, por ende, acceder al beneficio.

Muchos ciudadanos suizos estallaron de indignación al conocer la noticia, ya que los vacíos jurídicos de la nueva norma puede prestarse para que varios hombres jóvenes, por poner un ejemplo, evadan el servicio militar si se cambian de sexo o género.