Una mujer del Reino Unido contó que en medio de una noche de copas se le ocurrió la idea de ir a “ayudar” a Ucrania y pidió un Uber, pero ahora debe 6 mil dólares (aproximadamente 22 millones de pesos).

Leoni Fildes de 34 años de edad, había salido a celebrar los cumpleaños de una amiga, sin embargo, durante la fiesta comenzaron a hablar sobre la guerra en Ucrania y Rusia.

Lea más: Hombre obligaba a su hijo de 10 años a dormir en la terraza cuando no limpiaba el apartamento

La mujer que ya había tomado unas cuantas “copas de ginebra y chupitos”, se le ocurrió la idea de viajar a Ucrania para “ayudar en la causa”.

Fildes, que es propietaria del negocio de peluquería canina en Grand Manchester, Inglaterra, contó a los medios locales que intentó pedir un carro “XL”, la más grande de la aplicación para tener “más espacio para las piernas”, considerando el largo viaje, pero desde la aplicación de Uber lo cancelaron cuando intentaron cobrar por adelantado.

A pesar de su intento, la mujer no viajó y al otro día se despertó horrorizada al ver la cantidad de notificaciones que habían en su celular, especialmente al notar que Uber había intentado cobrar hasta nueve veces el viaje solicitado a Ucrania.

“No sé qué hubiera hecho si me hubiera dejado pedir el viaje (…) No creo que me hubiera subido, aunque no se sabe después de haber bebido. Podría haberme metido en el auto y dado cuenta cuando ya estuviéramos lejos”, dijo Fildes.

Podría leer: Detienen a siete miembros de red de apoyo del ELN, incluido un policía

Incluso la mujer contó que la llamaron del banco porque creían que su tarjeta podía haber sido robada.

Por su parte, Uber dijo al medio DailyMail que ningún viaje de este tipo “había sido realizado con éxito” y que, después de conocer la historia de Fildes, estaba abierta “una investigación a fondo para entender lo que ocurrió”.