La búsqueda de supervivientes del desplome parcial de un edificio residencial frente a la playa en Miami-Dade continúa este viernes, mientras las cifras de muertos y desaparecidos aumentaban a 4 y 159, respectivamente, en medio de la desesperación de cientos de personas por saber de los suyos.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, y los jefes de la Policía, Freddy Ramírez, y de los Bomberos del condado, Ray Jadallah, se esforzaron este viernes por transmitir el mensaje que aún es posible hallar a personas con vida bajo la enorme pila de escombros formada tras la caída de un ala completa del edificio.

 

Le puede interesar: Muertes por COVID-19 superan las 120 mil en Colombia

 

Los más de 100 rescatistas, que han trabajado en turnos durante toda la noche, no han escuchado voces pero sí sonidos que no necesariamente pueden ser producidos por humanos sino que pueden deberse a movimientos de los materiales amontonados, pero es en esos lugares donde se busca con más detenimiento, según explicó un portavoz de los bomberos de Miami-Dade.

En Champlain Towers se empezó hoy a retirar parte de los escombros con grúas y otra maquinaria pesada, mientras en otras zonas de la montaña de fierro y concreto, los rescatistas, ayudados por perros y aparatos de sonar, buscaban señales de vida.

 

Vea también: Familiar de Michelle Bachelet está entre los desaparecidos tras colapso del edificio en Miami

 

En otras áreas iban retirando a mano y una por una cada pieza del amasijo de hierros, cemento y restos de mobiliario, según se pudo ver en imágenes de televisión.

Las tareas se ven dificultadas por la lluvia y el viento que azotaban hoy el sur de Florida.

Levine Cava subrayó que se mantiene “la esperanza de hallar a personas con vida” y la búsqueda va a continuar a pesar del “extremo riesgo” que significa para los rescatistas.