Un sismo de magnitud 7.3 se registro a 237 Km al noreste de Gisborne, Nueva Zelanda, generando alarma en la población por un posible tsunami.

Aunque el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) informó que el sismo fue de magnitud 6,9 en las costas de Nueva Zelanda.

El sismo ocurrió a 180 km al noreste de la ciudad de Gisborne, en la Isla Norte, a las 02H27 locales del viernes (13H27 GMT del jueves), a una profundidad de 10 km.

“Olas de tsunami podrían ocurrir en 300 km a la redonda del epicentro”, advirtió el Centro de Alertas de Tsunamis basado en Hawai.

El sismo se sintió con fuerza en toda la Isla Norte. Más de 50.000 habitantes enviaron mensajes de alerta al sistema de vigilancia automática Geonet, aunque no se notificaron daños o heridos.

Las autoridades no descartan daños a pesar de la lejanía del epicentro a la costa y se instruyó la evacuación de la costa cercana al epicentro ante amenaza de tsunami.

Nueva Zelanda está situada en el Cinturón de Fuego del Pacífico, una de las zonas con mayor actividad sísmica del planeta.

Publicidad

Este país del sur del Pacífico recordó recientemente el décimo aniversario del sismo de Christchurch, en el que murieron 185 personas a causa de un temblor de magnitud 6,3 en esa ciudad de la Isla Sur.