Un documento de la justicia española reveló que, según un agente de la agencia antidrogas estadounidense, DEA, el expresidente venezolano Hugo Chávez colaboraba con las Farc para facilitar la introducción de cocaína a Estados Unidos.  

Esta acusación se desprende del auto publicado en el que la Audiencia Nacional española deniega la extradición a Estados Unidos del exgeneral venezolano Hugo Carvajal, supuestamente implicado en esta estrategia como antiguo jefe militar de inteligencia de Chávez.

La declaración jurada del agente, incluida como prueba de la demanda, «se refiere a Carvajal (…) como uno de los altos funcionarios de Venezuela, miembro del denominado ‘Cártel de los Soles’, al que pertenecían el presidente Chávez y los vicepresidentes Tareck El Aissami y Diosdado Cabello», relata el documento.

Además, según esta declaración, este supuesto cartel «trabajaba con los cabecillas de las Farc coordinando actividades de tráfico de drogas en Venezuela y Colombia, como ‘arma contra los Estados Unidos'».

El auto también incluye la acusación de un gran jurado de Nueva York que afirma que «uno de los objetivos expresos” de esta organización de narcotráfico era “inundar Estados Unidos con cocaína». Actividad que se habría desarrollado «desde al menos aproximadamente 1999 hasta inclusive 2019 aproximadamente».

Hugo Carvajal, que estaba detenido en Madrid por las acusaciones de narcotráfico en Estados Unidos en su contra, quedó el lunes en libertad después de que la Audiencia Nacional rechazara su extradición.

En el auto, el alto tribunal, competente en casos de extradiciones, argumenta que en la petición estadounidense «no se precisa qué actos concretos de carácter delictivo llevara a cabo el hoy reclamado» y argumenta que incluso si los hechos fueran concretos y ciertos, Carvajal seguía «órdenes y directrices de la presidencia de la República por su cargo militar.»