Por segunda noche consecutiva, el mundo será testigo de la primera superluna del 2018, un fenómeno que permite ver al satélite más grande y luminoso debido a que alcanza la mínima distancia con la Tierra.

Durante la noche del 2 de enero, la Luna se encontrará a 356.565 kilómetros, contra una distancia promedio de poco más de 384.000 kilómetros, debido a que el satélite natural se encuentra en el perigeo, el punto más cercano de la órbita lunar en relación con la tierra.

Por este fenómeno natural, el astro puede parecer hasta 14 % más grande y verse un 30 % más luminosa.

Esta es la primera de tres superlunas que se podrán apreciar durante el 2018. La siguiente será el 31 de enero y coincidirá con la llamada “luna azul”, un nombre elegante que solo significa que hay dos plenilunios un mes calendario, y un eclipse total de luna, haciendo de este un espectáculo sin igual.

Para disfrutar de estos espectáculos astronómicos en todo su esplendor es recomendable buscar un cielo despejado.

Publicidad

Nicolás Guzmán CM&