Al menos seis personas han fallecido y más de dos docenas han resultado heridas de gravedad este lunes cuando un hombre disparó desde una azotea contra quienes habían acudido a un desfile por el Día de la Independencia de EE.UU. en la localidad de Highland Park (Illinois).

La policía detuvo a última hora de la tarde al que definieron como “persona de interés”, un hombre de 22 años cuyo nombre y apariencia revelaron a lo largo del día, y al cual deberán conectar ahora con el suceso para poder considerarlo oficialmente sospechoso.

Conozca más: Salió de un bar, vio a su expareja con otra mujer y los atropelló

Las autoridades explicaron que, salvo que surja alguna novedad, la investigación deberá seguir ahora su curso y que previsiblemente no habrá más actualizaciones a la prensa hasta el martes.

En la azotea desde la que disparó, la policía ha encontrado “un rifle de alto calibre”, sin aclarar si se trata de un arma semiautomática como la utilizada en el tiroteo masivo de Uvalde (Texas), en el que hace poco más de un mes murieron 19 niños y dos profesoras.

“Ha sido un acto aleatorio, muy intencional y es un día muy triste”, manifestó uno de los comandantes de la Policía municipal de Highland Park, Chris O’Neill.

Lea más: “Precio de la gasolina sigue siendo más bajo que antes de la pandemia”: Duque

Cinco de los fallecidos murieron en el lugar de los hechos, todos ellos adultos, mientras que otra persona -cuya edad se desconoce- falleció en un hospital, dijo en una rueda de prensa la médico forense del condado de Lake, Jennifer Banek.

Uno de los heridos de gravedad era un niño, detallaron las autoridades.

BIDEN EXPRESA CONMOCIÓN POR OTRO TIROTEO “SIN SENTIDO”

Solo horas después del suceso, el presidente de EE.UU., Joe Biden, expresó conmoción por lo que consideró “violencia armada sin sentido que ha vuelto a traer dolor a la comunidad estadounidense en este Día de la Independencia”, jornada festiva que se celebra con desfiles y barbacoas.

En un comunicado, prometió que ofrecerá “el completo apoyo del Gobierno federal” a las autoridades locales, incluida ayuda policial, para asistir en la búsqueda “urgente” del autor de la matanza.

“Hay mucho trabajo por hacer, y no voy a abandonar esta lucha contra la epidemia de la violencia armada”, prometió.