Los miles de creyentes que suelen inundar calles e iglesias de América Latina para celebrar la Semana Santa deberán quedarse este año en sus casas por la pandemia del nuevo coronavirus, pero sobran las iniciativas para acercarles la celebración: desde helicópteros hasta transmisiones televisivas.

A continuación, lo planificado en algunos puntos de esta región que incluye varios de los países con más católicos del mundo (como Colombia, Brasil, México, y Argentina):

Colombia: «encuentro de familia» 

De mayoría católica, cada año millones de colombianos celebran con fervor la Semana Santa. La cúspide del festejo es el viernes santo, con el Via Crucis y el Santo Sepulcro, donde miles de fieles visitan templos y recorren las calles de ciudades y pueblos.

Pero ante el confinamiento general, se celebrarán ritos y misas a puerta cerrada y, en algunos casos, con transmisión televisiva o por redes sociales. Desde la Conferencia Episcopal pidieron a los fieles seguir las transmisiones o realizar «un encuentro de familia» en casa.

Ecuador: Cristo en helicóptero 

El puerto de Guayaquil, epicentro del nuevo coronavirus en Ecuador, no está para fiestas y la gran procesión que, según la Iglesia católica congregó a 500.000 participantes el Viernes Santo de 2019, fue cancelada.

Pero la arquidiócesis local decidió realizar en su lugar un recorrido de dos horas en helicóptero de la imagen del Cristo del Consuelo. Sacerdotes impartirán desde el aire una bendición a quienes coloquen imágenes religiosas en las ventanas de las casas de esta urbe, una de las más castigadas por la pandemia en América Latina.

Brasil: sin tapices de aserrín 

La Confederación Nacional de Obispos de Brasil, el país con más católicos del mundo (unos 120 millones), pidió oficiar las misas a puerta cerrada y transmitirlas por TV, radio y redes sociales.

Además se suspendieron tradiciones centenarias y muy populares, como procesiones de la Pasión de Cristo y el rito de lavado de pies practicado el jueves santo, así como el montaje de tapices gigantes de aserrín en las calles de la ciudad colonial Ouro Preto (Minas Gerais).

Las iglesias evangélicas, con una influencia creciente y más de 42 millones de miembros, promueven también sus cultos por internet, TV y radio. El Domingo de Ramos realizaron un día de ayuno nacional con respaldo del presidente Jair Bolsonaro.

México: procesiones televisadas

El evento más importante de la Semana Santa en México, la procesión y representación de la pasión de Cristo en la localidad de Iztapalapa, se realizará este jueves y viernes sin los dos millones de visitantes que suele reunir cada año. El acto, en el que participan 4.000 personas, será televisado en canales públicos.

Los eventos del Domingo de Ramos, celebrados en templos como la Catedral Metropolitana y la Basílica de Guadalupe, se hicieron a puerta cerrada.

Cuba: inusual transmisión 

Debido a la pandemia, por primera vez en 60 años de revolución, el Partido Comunista de Cuba ha permitido transmitir las principales ceremonias y ritos religiosos de Semana Santa en la radio y televisión del Estado.

Venezuela: ¿por internet? 

Ante la cuarentena vigente, la Iglesia católica invita a celebrar una «Semana Santa desde casa» mediante transmisiones en Instagram y Facebook, un plan dificultado por la intermitencia de la conexión a internet y los apagones, especialmente en el interior del país.

El gobierno instó a la Iglesia a hacer la tradicional procesión del Nazareno, en Caracas, después de la cuarentena. Algunos sacerdotes comparten sermones desde vehículos en marcha usando parlantes.

Panamá: desde el aire 

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, realizó el domingo pasado la tradicional ofrenda de ramos desde un helicóptero por la cuarentena total vigente.

Junto a un busto de la virgen Santa María La Antigua, patrona de Panamá, el arzobispo sobrevoló la capital, donde residentes colocaron los tradicionales ramos y palmas en las puertas de sus viviendas para recibir la bendición.

Perú: rezos virtuales 

El nuevo coronavirus obligó a suspender en Perú, un país con 85% de población católica, la emblemática procesión de Semana Santa en Ayacucho, algo que no logró durante 20 años la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, originaria de esa localidad.

El recorrido por los 33 templos y la procesión de Cristo, acompañado de un centenar de llamas y mulas, serán sustituidos por misas y rezos virtuales o televisados en medio del confinamiento generalizado.

Argentina: «creatividad» 

El tradicional Via Crucis que se realiza cada año en Buenos Aires y que culmina con una misa en la Catedral, frente a la histórica Plaza de Mayo, fue cancelado.

En su lugar, el arzobispo Mario Poli celebrará una misa de Pascua sin fieles que será transmitida por televisión y streaming.

La Iglesia llamó a sus fieles a «la creatividad» ante las medidas de confinamiento obligatorio.

El Salvador: rezar desde casa

La procesión del Santo Entierro, que se debía celebrar el Viernes Santo en la ciudad de Sonsonate (oeste) y que atrae a miles de turistas por su colorido y fervor religioso, fue cancelada por la cuarentena domiciliar obligatoria en vigencia. El arzobispo de San Salvador llamó a la unión «en oración» desde los hogares.